Usted está aquí

Alerta Laboral 72: Rentas bajas, salarios miserables, precariedad... ¡No hay derecho..! - Octubre de 2013

Rentas bajas, salarios miserables, precariedad... ¡No hay derecho..!     CAMBIOS QUE NO LLEGAN A diez años de la “guerra del gas”, dos palabras sintetizan el trayecto recorrido: impunidad y continuidad.   Transcurridos diez años, los pobladores de El Alto y el pueblo en su conjunto continúan esperando justicia para acabar con la impunidad. También siguen esperando cambios sustanciales en sus condiciones de vida y de trabajo mientras que las reivindicaciones de la llamada agenda de octubre tomaron otro rumbo, más afín a los intereses empresariales, de los nuevos ricos y del capital extranjero. Para muestra dos botones: la “nacionalización de los hidrocarburos” del MAS promovió la mayor participación de las empresas transnacionales en la producción y el control de las reservas de hidrocarburos; la reforma del sistema de pensiones impuesta por el gobierno continuó la orientación neoliberal liberando al Estado y a los empresarios de la responsabilidad de financiar las rentas de jubilación.   Precisamente, casi a mediados de septiembre de este año, el gobierno de Morales ratificó la vigencia del cuestionado Sistema Integral de Pensiones, firmando un acuerdo con la dirigencia de la Central Obrera Boliviana y, con ello, la perpetuación de las rentas bajas de los trabajadores. El convenio fue calificado por varias organizaciones laborales como una traición de los  directivos de esta entidad matriz.   Y si de hacer un balance de los 10 años se trata, la situación de la mayor parte de los trabajadores cambió para mal, sus empleos son menos productivos y más precarios, mientras que el ejercicio de sus derechos laborales está en un franco retroceso. Entre otros muchos casos, las condiciones de trabajo en una empresa concesionaria de  aseo urbano y en una empresa pública, se analizan en esta nueva entrega del Alerta laboral.   Pero el 2013 también invita a dirigir la mirada hacia otros mundos como el rural, a propósito de la declaración del año internacional de la quinua que estuvo acompañada de un gran despliegue de ofertas para el acceso a recursos productivos destinados a fortalecer la producción de este grano para la exportación. Esta actividad que se desarrolla en las comunidades del Altiplano sur del país ha cobrado un fuerte dinamismo y se sustenta en la contratación de trabajo salariado  sin derechos laborales, por parte de “campesinos” con mayores extensiones de tierras y de capital.   La impunidad y la continuidad de un modelo de desarrollo que sigue apostando por la  exportación de recursos naturales con escaso valor agregado y la mayor explotación del trabajo, siguen jugando en contra de la satisfacción de las necesidades y expectativas de cambio del pueblo y de los trabajadores.    Javier Gómez Aguilar DIRECTOR EJECUTIVO CEDLA

AdjuntoTamaño
Icono PDF Alerta Laboral 72 - Marzo 2013.pdf1.79 MB
Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.