Get Adobe Flash player

CRÓNICA NO OFICIAL DE LA REUNIÓN DE GABINETE QUE ABROGÓ EL GASOLINAZO

Crónica de La Prensa sobre las pugnas al interior del Gobierno para anular el Decreto. “No creo que podamos llegar al 22 de enero en nuestros cargos”, llegó a decir el Canciller advirtiendo sobre las consecuencias de mantener el 0748

LA PRENSA – LA PAZ

Plataformaenergetica.org (La Paz, 19/01/11).- El jueves 30 de diciembre, Evo Morales convocó al Consejo de Ministros y a sus asesores de confianza para analizar la situación política derivada del gasolinazo. Un día después del encuentro, se abrogó la medida. El canciller David Choquehuanca recuperó terreno en un escenario en el que había perdido capacidad de actuar.

“Hermanito Evo, cuando salía esta mañana de mi casa, mi hijita me ha dicho que esta medida es para el bien de todos los bolivianos. No hay que abrogarla, tenemos que mantenerla”.

Una de las ministras del área económica se dirigió en esos términos al Primer Mandatario, que no disimulaba su preocupación por la magnitud de la reacción popular ante el alza de los precios de la gasolina y el diésel.

Choquehuanca mantenía la posición contraria. Sabía que esa disposición podía ser el principio del fin del proceso de cambio.

¿Cómo se había gestado el Decreto Supremo 748?

El gabinete económico alertó de que la erogación alcanzaría en 2010 a 380 millones de dólares para subvencionar los precios de ambos combustibles. El equilibrio financiero nacional entraba en peligro y, además, controlar el contrabando resulta casi imposible, pese a los esfuerzos de la Policía, las Fuerzas Armadas y la Aduana.

Un día después de Navidad, Morales viajó a Venezuela, llevó consigo 50 toneladas de arroz para apoyar a los damnificados por las inundaciones.

El responsable de redactar el decreto no cumplió la misión encomendada por el Primer Mandatario.

El Ministro en cuestión no quería arrastrar consigo el costo político de una medida semejante y sabía que en breve iba a dejar esa cartera para incorporarse a un organismo internacional.

Antes de Navidad, reiteró que esa alza de precios debía operarse o las consecuencias pueden ser graves para la economía nacional. Encomendó, entonces, a otra Ministra que se haga cargo de redactar la norma en cuestión.

“Me voy a Venezuela. Ustedes promulguen el decreto durante mi ausencia”, ordenó el Jefe del Estado.

La autoridad recibió la instrucción, la cumplió de inmediato y proyectó el Decreto 748, que el domingo 26 fue puesto en vigencia por el vicepresidente Álvaro García Linera.

Choquehuanca no piensa, en términos económicos, sus cálculos son políticos y actuó en consecuencia.

En la reunión de gabinete del jueves 30, el Ministro de Relaciones Exteriores desafió a su colega a que juntos salgan a la calle a enfrentar a la multitud para explicar por qué la impopular elevación es beneficiosa para el mismo pueblo.

Desafiante dijo que “si volvemos sin ser agredidos, podremos mantener el decreto sin modificaciones”.

Después de escuchar al jefe de la diplomacia, Evo Morales se dirigió a otro de sus colaboradores, a quien pidió un informe sobre la cantidad de personas que ese día se había movilizado en demanda de que se abrogue la medida.

“Deben ser unas 1.500 personas. Son los reportes que tengo”.

La respuesta encontró la inmediata reacción del titular de Exteriores. Tomó su teléfono celular y llamó a una persona de su entorno que se había desplazado hacia la protesta callejera.

Puso el altavoz y todos, en la sala de reuniones, pudieron escuchar el informe.

—¿Sabes cuánta gente está en la marcha?—, preguntó el Canciller.

Su colaborador debió apartarse de la ruidosa muchedumbre y buscar un lugar para poder escuchar las preguntas de su interlocutor.

—No sé, don David, pero son muchísimas. Hay grupos por todas partes y son agresivos. Deben ser unas 15 cuadras y no sólo hay marchas aquí, sino en El Prado, la plaza Venezuela y en San Francisco. Hay cualquier cantidad de personas. La plaza Murillo está rodeada.

—¿Qué es lo que están gritando, qué consignas están lanzando?

—Insultos al Presidente, otros protestan contra algunos ministros, han quemado imágenes de Evo Morales, las manifestaciones son graves.

Choquehuanca agradeció y se dirigió a los concurrentes: “Así nos mienten y nos hacen tomar decisiones equivocadas. Hay algunos irresponsables entre nosotros, aquí mismo”.

Agregó que si se mantenía el alza de precios, “no creo que podamos llegar al 22 de enero en nuestros cargos. La gente no está dispuesta a aceptar los nuevos precios, porque todo se ha encarecido”.

Recordó que hasta los cocaleros del Chapare exteriorizaban su contrariedad y bloquearon las carreteras de esa región, mientras se recibían reportes de marchas y movilizaciones en otras ciudades del interior.

El Alto, el principal bastión masista, demostró que no estaba dispuesto a poner el pecho a medidas antipopulares. El mensaje era claro en ese sentido.

Quienes sostenían que el gasolinazo debía mantenerse quedaron sin argumentos. Habían perdido la pulseta y el Canciller recuperó espacio político en el gabinete ministerial.

Sin embargo, la última decisión no había sido tomada. Una versión no confirmada dio cuenta de que al día siguiente, los militares condicionaron su participación en acciones represivas a la protesta, siempre y cuando el Presidente firme una orden expresa en tal sentido.

Uno de los principales argumentos de la acusación contra Gonzalo Sánchez de Lozada es el Decreto Supremo 27209 promulgado el 11 de octubre de 2003, que ordenó a las Fuerzas Armadas garantizar la provisión de combustibles líquidos a la ciudad de La Paz.

Esa orden derivó en la muerte de 65 personas y el procesamiento de los firmantes de esa orden. Sólo uno, Érick Reyes Villa, permanece en el país.

El resto es conocido. La noche de Año Viejo, el presidente Evo Morales abrogó el gasolinazo.

Para destacar

-Bolivia importa gasolina y diésel de Venezuela a precios internacionales, pero los subvenciona para el mercado nacional.

-La decisión de abrogar el alza de precios de gasolina y diésel fue consecuencia de un áspero debate ministerial.

-El Alto y el Chapare se movilizaron masivamente en contra de la medida aprobada por el Gobierno.

-Ambas regiones son baluartes del MAS, pero ante el alza de los carburantes, dieron la espalda al Gobierno.

-Las movilizaciones contra el Gobierno fueron masivas. Los marchistas se mostraron abiertamente contrarios al MAS.

-La abrogación del Decreto Supremo 748 no ha logrado que los precios de bienes y servicios regresen a sus niveles anteriores.

** Este es un servicio de la Plataforma de Política Energética, un espacio permanente, plural y abierto a todos, para compartir información, generar conocimiento y promover el debate público sobre los temas fundamentales del sector energético (www.plataformaenergetica.org)

Miércoles, 23 de Julio de 2014
Síguenos en:

Videos

Video Rio +20 Defendiendo los derechos de los pueblos
Videoclip "Coraje" de la marcha indígena del Tipnis. Luis Rico
“Gasolinazo y subvención popular al Estado y petroleras”

Suscripciones

Para recibir el Boletín de la Plataforma Energética haga clic aquí y llene sus datos.