EVO, IRÁN Y LA ENERGÍA ELECTRONUCLEAR PARA EL DESARROLLO DE BOLIVIA

Ricardo Ángel Cardona*

Plataformaenergetica.org (La Paz, 01/11/10).- En el año 1954 se ponía en funcionamiento con éxito la primera planta electro-nuclear a nivel mundial con fines pacíficos y productivos construida por ingenieros, técnicos, obreros y científicos de la ex -Unión Soviética. La potencia instalada de dicha planta era pequeña en esa oportunidad y no pasaba de los 10 mil KW.

Se trataba y se trata todavía de un triunfo de la humanidad toda para poner la energía y producción electro-nuclear al servicio de las necesidades normales de la gente como es la provisión de electricidad alternativa y limpia para la industrialización, transporte y consumo doméstico.

A partir de entonces muchos son los países que han decidido incursionar en la provisión mayoritaria de electricidad a sus países por esta vía alternativa y sostenible, que se hace al margen del consumo de combustibles fósiles caros y contaminantes como el petróleo y carbón.

Entre estos países se debe mencionar especialmente a Francia que posee actualmente una matriz energética basada preponderantemente en la energía electro-nuclear en casi 78% de su consumo dentro de un total de potencia instalada de alrededor de 100 millones de KW, con 58 reactores en funcionamiento. Posee un banco de combustible nuclear bajo el patrocinio de la AIEA para proveer uranio enriquecido a cualquier país del planeta.

En el curso de los últimos 50 años Francia no ha tenido ni reportado accidentes nucleares de mayor o menor cuantía, bajo la mirada y el control severo de todos y cada uno de los países socios de la Comunidad Europea y de la AIEA (Agencia Internacional de Energía Atómica).

Por el contrario Alemania ha decidido, mediante consultas populares y la presión del Partido Verde fundado por Petra Kelly (+) en 1980, que la energía eletro-nuclear no es para este país, asustado por la catástrofe de Chernobyl. Si bien la empresa multinacional ABB ha desarrollado tecnología europea amigable para fines pacíficos y productivos.

La AIEA es de hecho la institución internacional especializada y aceptada oficialmente por las Naciones Unidas para regular el uso pacífico de la energía atómica, principalmente para generar electricidad y en medicina.

Precisamente la AIEA ha encargado a Rusia y Francia casi en monopolio la misión internacional de ser proveedoras seguras en la producción de uranio enriquecido sólo al 10% para cualquier país del mundo que se lo pidan y soliciten con fines pacíficos y de generación eléctrica fundamentalmente.

Uranio enriquecido al 10% no es una amenaza para la paz mundial, en la medida que las armas nucleares necesitan una concentración de uranio mucho mayor, de al menos 20% o más. Capacidad tecnológica de concentración de uranio que no está al alcance de más de cinco países en el mundo entero, a saber: USA, Rusia, China, Francia e Inglaterra.

Por esta razón Bolivia no podría llegar a producir uranio enriquecido en los próximos 20 años al menos, ni al 5% ni al 10% y menos al 20%, si bien se cuenta con el antecedente válido del ingeniero potosino Max Vargas, científico boliviano de la ex -COBOEN (Comisión Boliviana de Energía Nuclear) que concentró uranio boliviano de Oruro en escala de laboratorio, hasta llegar al concentrado denominado “ yellow cake ”, es decir al queque amarillo que es la base para producir el uranio enriquecido al 10%.

El Ing. Max Vargas tuvo el entrenamiento adecuado en Argentina y el apoyo necesario de la tecnología argentina para concentrar uranio, tal como lo hace este país hermano de UNASUR en la planta atómica de Atucha I desde hace muchos años, siempre con fines pacíficos de generación eléctrica.

La central nuclear de Atucha I es una instalación nuclear destinada a la producción de energía eléctrica en Argentina desde 1968. La central es operada por NúcleoEléctrica Argentina S.A. (NA-SA) y está ubicada en la costa del río Paraná. La planta Atucha II reinició operaciones en el año 2007, después de estar parada en su construcción por casi 20 años, para ser puesta en funcionamiento previsiblemente en el año 2011.

Desde el año 2001 Atucha I es la primera y única central comercial de agua pesada en el mundo que funciona totalmente con uranio levemente enriquecido. El reactor es del tipo PHWR (reactor de agua pesada presurizada) y su diseño se basa en el prototipo alemán MZFR. La construcción fue realizada por la KWU (Kraftwerkunion) de Siemens.

Atucha I está conectada al sistema eléctrico nacional desde 1968, con una sola parada significativa en 1989. Hasta 2005 había generado electricidad por casi 65 mil GW(e)h, con factor de disponibilidad acumulado de 72% y un factor de carga acumulado de 68%.

También Brasil posee tres plantas nucleares con fines pacíficos. Esto es esencial para equilibrar la matriz energética de Brasil aclara Luiz Salomao, ex –Secretario de Industria, Ciencia y Tecnología. Cabe recordar que desde el año 2004 la AIEA autorizó a Brasil a producir uranio enriquecido. Hace unos años atrás Brasil enviaba su mineral de uranio a Canadá para ser transformado en gas de uranio, para posteriormente ser llevado a Europa para enriquecerlo, luego volvía a Brasil donde se convertía en material sólido encapsulado para alimentar las plantas nucleares. Ahora Brasil domina la tecnología del ciclo de enriquecimiento de uranio porque cuenta con yacimientos de uranio con reservas que le dan el sexto lugar mundial. Pero además puede enriquecer uranio mediante una centrífuga que se construyó con tecnología nacional, que pudiera ser superior a la europea. La tecnología de enriquecimiento brasileña, desarrollada por la Armada, es superior y más económica que la usada por Estados Unidos y Francia ya que demanda 25 veces menos energía que la de las potencias nucleares, según Luiz Salomao.

Angra I y Angra II han debido comprar uranio enriquecido a Europa pero ahora desde 2010 Brasil aspira a producir todo el uranio enriquecido que necesita para sus tres plantas incluyendo la nueva Angra III. Y así superar los 1.000 MW de potencia instalada que posee hasta el presente.

El acuerdo de Bolivia y su presidente Evo Morales con Irán y su presidente Mahmud Ahmadineyad apunta precisamente a la producción de energía eléctrica que Bolivia necesita urgentemente para su propio desarrollo acelerado y para ser exportado en el futuro - en busca de divisas precisamente - a los países UNASUR que así lo soliciten previamente tanto al Sistema Interconectado Nacional (SIN) como al suramericano ( SIS ).

No se debe perder de vista que las reservas de gas a nivel mundial tienen la tendencia segura a agotarse hasta el año 2050. En este sentido pese a que Bolivia pudiera encontrar reservas mayores a las actuales, necesariamente necesitará mayor producción de electricidad por la vía termoeléctrica de ciclo combinado, como a través de las energías renovables y alternativas.

Entre las fuentes renovables se cuenta con las plantas solares termoeléctricas aptas para el altiplano boliviano, como también la eólica y geotermal. Y entre las fuentes alternativas se debiera poner en consideración a las plantas electro-nucleares con tecnología amigable y los biocombustibles de materia prima no comestible o de segunda generación. Es decir usando biomasa que se quema inútilmente en los denominados “chaqueos” improductivos.

Sobre los residuos radiactivos se debe considerar el almacenamiento ordenado y planificado en contenedores de plomo en las profundidades de la tierra a miles de metros de profundidad en minas abandonadas y distantes.

La construcción de plantas electro-nucleares cuenta adicionalmente a la experiencia propia de Irán con tecnologías de otros países como Alemania, Suiza, Suecia, Italia, Francia, Rusia, Ucrania e Inglaterra, por ejemplo.

La empresa multinacional alemana-suiza-sueca ABB (Asea Brown Boveri) construye plantas electro-nucleares de poca , mediana y gran capacidad en base a uranio encapsulado levemente enriquecido dentro de pelotas de grafito duro que se calientan en un reactor de fusión nuclear para elevar la temperatura del reactor hasta 3.000 ºC. Y así posteriormente hacer pasar por el reactor el gas helio inerte que finalmente ya calentado a 3.000 ºC se emplea a la salida para generar vapor con alto contenido calórico y producir así electricidad en generadores de ciclo combinado por la vía tradicional.

La empresa ABB está activa en 100 países y emplea a 120 mil personas de todo el mundo en la fabricación de plantas electro-nucleares, como en su momento también lo hizo en Irán, China, India, USA y Brasil.

Por tanto la propuesta del presidente Evo Morales de construir en Bolivia una planta electro-nuclear con tecnología iraní en al menos un millón de KW de potencia con el expreso deseo de contribuir al desarrollo industrial acelerado, debiera verse como un paso hacia la colaboración tecnológica sur-sur con fines pacíficos y con la sana intención de constituirse en alternativa sostenible a largo plazo al uso tradicional del gas natural en la generación de electricidad termoeléctrica como sucede actualmente.

*Ing. Ricardo Ángel Cardona, Ph.D. Universidad Técnica de Berlín. Miembro de Codepanal.

** Este es un servicio de la Plataforma de Política Energética, un espacio permanente, plural y abierto a todos, para compartir información, generar conocimiento y promover el debate público sobre los temas fundamentales del sector energético (www.plataformaenergetica.org)

 

Dirección

Calle 11 de Achumani #100, entre Avenida Garcia Lanza y Avenida Alexander
Zona Sur
Casilla 8630
La Paz - Bolivia

www.plataformaenergetica.org

 

Teléfonos

Llámenos al (591-2) 2799848, (591-2) 2794740
Escríbanos a info@plataformaenergetica.org

 

Síguenos en

 

Suscripciones

Para recibir nuestros Boletines Electrónicos con noticias, documentos y más haga clic en el ícono.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.